Szpolski: “Todo lo que sé sobre vaciamiento de empresas se lo debo a mi vocación y mi esfuerzo”

ENTREVISTA IMAGINARIA. Culto, conversador y brillante, el rabino vaciador dio una entrevista exclusiva a Por más Tiempo. Revelaciones de un hombre que lleva la estafa en la sangre.

-¿Cómo nació su vocación por el vaciamiento?
-Los designios de Jehová son insondables aunque uno sea rabino, de modo que no puedo decirle cómo nació mi vocación. Sólo puedo decirle cómo y cuándo comenzó a manifestarse.Ya en los primeros años escolares, mientras mis compañeritos repetían en voz alta la tabla del dos como un mantra, yo me dedicaba a conjugar el verbo vaciar aunque no estuviera incluido en la currícula escolar. En los recreos murmuraba por los rincones Yo vacío, tu vacías, el vacía, nosotros vaciamos, vosotros vaciáis, ellos vacían.
-¿Cuándo se dio cuenta de que los atributos de vaciador no están tan uniformemente repartidos como las acciones de la conjugación verbal y que usted tenía un talento especial?
-Muy pronto, creo que en cuarto o quinto grado. Por ese entonces estaban muy de moda los álbumes de figuritas. Yo era fanático, pero me entristecía mucho no poder completarlos de inmediato. Entonces montaba pequeñas empresas y ponía a mis compañeritos a trabajar para que encontraran rápidamente la figurita difícil a cambio de caramelos y chocolates. Una vez que las conseguían, desmontaba sigilosamente la empresa y me quedaba con las figuritas casi imposibles de conseguir.
-Siendo usted un padre dedicado y amoroso, ¿no siente ningún remordimiento por los hijos de las familias que deja en la calle?
-Entendí muy temprano que Dios me había asignado una misión y que esa misión era poner a prueba a mis empleados para que dejaran de depender de un sueldito y se forjaran su propio destino sin la tutela de mi figura paternal. Aunque el común de la gente no pueda entenderlo, lo mío es un acto de generosidad. Los que sobrevivan a la prueba, saldrán fortalecidos.
-¿No siente una contradicción entre su condición de rabino y su proceder como empresario?
-No, absolutamente ninguna.  Como hombre de mentalidad abierta respecto de la religión, he tomado una frase de los cristianos que me parece muy sabia y la adopté como lema de vida: “A Dios rogando y con el mazo dando.”
-¿Coincide con el científico Marcelino Cereijido, autor de Hacia una teoría general de los hijos de puta en que hay en el ser humano una “hijoputez biológica esencial”?
-Sí, por supuesto, hay una hijoputez biológica esencial. Pero yo supe convertir mi herencia genética en virtuosismo. He tenido siempre una gran vocación de hijo de puta y todo lo que sé sobre el vaciamiento de empresas se lo debo precisamente a mi vocación. Por supuesto, también a mi voluntad inquebrantable. Durante toda la vida ensayé mi hijoputez como Yehudi Menuhin el violín.
-Pese a sus explicaciones, creo que usted es un hombre lleno de contradicciones. Por ejemplo, siendo rabino, judío practicante, respetuoso del sabbath, defensor acérrimo del Estado de Israel, sus iniciales, SS, recuerdan lo peor del nazismo.
-A esa pregunta le contestaré como rabino. En todo hombre habitan la luz y las tinieblas que luchan incesantemente entre sí. Yo supe darme cuenta a tiempo de que no vale la pena luchar contra nuestra oscuridad interior. Por eso, me uní a ella y la utilicé para ganar plata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s